¿Qué es el Estrés?

DSC00068

Diferencias entre el distrés y el eustrés

Distrés

Podríamos definir el distrés  como el estrés desagradable o negativo. Es un estrés que ocasiona un exceso de esfuerzo en relación  a una situación o carga.

Situaciones de demanda externa que son un reto, tanto a nivel psíquico, como físico, donde puede estar involucrada nuestra integridad. Esto produce una reacción de miedo e inseguridad que va acompañado siempre de un desorden fisiológico. Segregando una serie de sustancias (las catecolaminas) que incluye la adrenalina, noradrenalina y dopamina, consideradas como neurotransmisores que producen una aceleración de las funciones y éstas actúan alejadas del punto de equilibrio, hiperactividad, acortamiento muscular, alteraciones de nuestro sistema que en suma, producen una escalera de somatizaciones: ansiedad, depresión, envejecimiento prematuro, falta de energía, fatiga crónica, problemas fisiológicos, ulcera de estómago, alteraciones dérmicas, trastornos del sueño, reducción de la actividad laboral, baja autoestima, etc. etc. todos estos y muchas otras disfunciones que afectan directamente al sistema inmunológico son los efectos secundarios del estrés negativo.

tigre

Supervivencia animal

El cuerpo responde frente a un peligró inminente en tres fases: alarma, adaptación y agotamiento.

Es un medio de defensa ante una amenaza inmediata y real, el cuerpo responde sin que seamos conscientes de ello, y nos prepara para sortear el riesgo o enfrentarnos a él con todos las energías disponibles.

La Adrenalina y noradrenalina activan todos los sistemas para que funcionen al límite, adecuándose a las necesidades de un escaso espacio de tiempo, el cortisol segregado colabora en la acción de recuperación aportando energía y produciendo efectos anti-inflamatorios.

Estos sistemas defensivos que provienen de las más antiguas formas de vida del ser humano, desde el cazador hasta el guerrero.

Hoy día estos sistemas están adaptados a las situaciones cotidianas que en muchos casos mantienen un alerta constante inconscientemente.

Ejemplos que pueden ser estresores:

El trabajo, la familia, situaciones tensas de todo tipo, las  prisas, el clima, sustancias estimulantes, las frustraciones, procesos de enfermedad, etc. son en suma multitud de estímulos internos o externos de carácter físico, químico o social.

Vivimos en una sociedad volcada a la negatividad, al exceso, a la prisa, noticias negativas, el ruido, la contaminación, la perdida del contacto con la naturaleza y de nosotros mismos, enfocada a la apariencia externa y a la posesión.

Todo esto no es sino un cúmulo de elementos estresores que van minando nuestro sistema defensivo y provocando todo tipo de enfermedades y baja calidad de vida.

Pero incluso un exceso de estrés positivo puede ser causa de distrés, por ejemplo: una alegría histérica cuando gana el propio equipo, la suerte en los juegos de azar, excesos de emoción por estímulos de sustancias (drogas);  en estos y otros casos de desproporción de emociones positivas, después hay una caída, una resaca que en muchos casos termina en depresión e incluso ha habido casos de infartos por exceso de júbilo.

En cualquier caso es un exceso, que nuestro sistema tiene que soportar y intentar acometerlo con sus reservas energéticas.

“En definitiva el distrés produce enfermedad y la enfermedad produce distrés.”

Cambios de hábitos y de modo de pensamiento

7

Podemos observar, como en pocas ocasiones tenemos a nuestro alcance elegir las impresiones que inciden sobre nosotros, sin embargo es posible aprender a responder de una forma equilibrada, la actividad física, las técnicas de relajación, meditación, etc. ayudan en este sentido de forma muy eficaz.

Pero en definitiva necesitamos hacer cambios a nivel psicológico. Aceptar y tomar las riendas de nuestros sentimientos y de nuestra propia vida, a través de la mente.

Podemos encontrar modos de pensamiento positivo y de vivir el presente, en antiguas  filosofías como:  la Budistas, Taoístas, los Vedas, las tribus indígenas, africanas, etc.  Que son precursoras de corrientes contemporáneas, como la nueva física cuántica, tenemos el ejemplo de el film ¿Y tu qué sabes?, El Tao de la física de Fritjof Capra que hace un paralelismo entre la física moderna y el misticismo oriental autentico best seller y otros autores como Eckhart Tolle “El poder del ahora”, Paulo Coelho, Masaru Emoto “Mesajes del agua”, Pensar con el cuerpo de Jader Tolja y francesca Speciani, Las voces del desierto de Marlo Morgan, etc.

Son multitud la variedad de lecturas, películas o medios de autoayuda, tales como la PNL (programación neuro lingüística), constelaciones familiares, y métodos novedosos  de control mental o de filosofía de vida, que puede darnos un giro a nuestra tendencia actual.

paisaje

Lo importante es encontrar las que mejor se adapten a nuestra forma de ser.Encontrar hábitos saludables que estimulan positivamente nuestro cuerpo.

El encuentro con la naturaleza y los animales es fundamental para nuestro equilibrio asi como técnicas corporales que ayudan a tomar conciencia de nuestro momento presente: Yoga, Tai chi, la danza, pilates, actividades de fitness, deportes de equipo, hobbies. Que estimulan “las endorfinas”  y otras sustancias naturales que genera el organismo que tienen un efecto psicoactivo, analgésico y estimulante, que generamos en diferentes situaciones: por esfuerzo físico, durante el sexo, en estados avanzados de meditación, recibiendo terapias manuales, observando un espectáculo, un paisaje o algo bello que nos llene de emoción, salir a cenar, a bailar y disfrutar con nuestros amigos, etc.

Existen actividades que promueven el estado de alerta, situándonos en posiciones de toma de decisión, como por ejemplo las artes marciales o los deportes llamados de riesgo. Si aprendemos a controlar y generar el tipo de estrés positivo (Eustrés), generamos estas sustancias propias del cuerpo humano, estas endorfinas llamadas la droga de la felicidad. Es un opiáceo natural que combate el estrés negativo y lo transforma en energía creativa.

Podemos practicar este tipo de deportes adaptados a nuestro estado físico, para evitar lesiones. Las artes marciales de estilo interno como el Tai chi, donde no solo se estimula la respiración y el movimiento armónico sino que en su aspecto marcial realizado en pareja, se desarrollan estos resortes defensivos, pero llevados hacia la salud y no hacia la defensa personal, aunque sus orígenes son los mismos del Kung fu tradicional.  Este arte de origen Taoísta es muy completo y variado, donde el Chi kung (gimnasia energética) aporta toda la base desde el trabajo corporal preciso dominio de la respiración, unido a la meditación y el control mental.

Hay diferentes estilos y disciplinas de origen marcial donde podemos encontrar nuestro sitio, tales como: Aikido, Judo, Wu shu, Capoeira, Kendo, etc. Buscaremos actividades o grupos adaptados a nuestro estado, edad o necesidad.

 

En cuanto a deportes de riesgo, existen muchos que adaptados a nuestro nivel y con un máximo de seguridad, nos pueden hacer sentir mucho más seguros en cuanto a nuestras capacidades. Pero siempre debemos saber que cuanto más exigente sea la actividad más fortaleza y control corporal necesitamos.

La danza es una de las expresiones más primitivas del ser humano. Cuando bailamos conectamos con nuestro ser más puro y libre. Hay multitud de danzas y bailes que se pueden adaptar a nuestro gusto personal y estructura corporal. Podemos introducirnos en la danza contemporánea, bailes de salón, danza oriental, africana, etc. Probar y sentir cual es la que conecta y equilibra más nuestra energía.

Cada individuo conectará mejor con una corriente u otra, con una actividad o estilo. Lo importante es esa búsqueda, el mantener viva la ilusión, la mirada de un niño que se sorprende que esta deseoso por aprender y experimentar, de caerse y levantarse. La belleza de descubrir y de reinventarse a uno mismo constantemente. Como el ave fénix que renace de sus propias cenizas.

Nenúfares

Eustrés

De esta forma se denomina al estrés positivo.

Cuando la relación con los estímulos que provienen tanto del mundo externo y del interior, no producen en nosotros un desequilibrio orgánico o emocional.

Cuando el cuerpo es capaz de enfrentarse a las situaciones e inclusive obtiene sensaciones placenteras, de esta forma el eustrés o estrés positivo permite experimentar el día a día con optimismo, serenidad y una actitud más positiva.

El eustrés es además un estado de conciencia, donde el pensamiento, la emoción y la emoción se armonizan para proporcionar un estado general de alegría, bienestar y energía vital.

Las técnicas llamadas de meditación nos orientan hacia un estado de eustrés, más que lo que se suele decir como métodos de relajación. El estado de relajación se obtiene después de haber ejercitado el cuerpo, estimulado esas endorfinas y que después crean un estado de analgesia y pacificación mental.

Los ejercicios de relajación que acompañan el final o momentos precisos en una sesión de Yoga, Tai chi, Chi kung, etc. Favorecen el estado de eustrés que tiene como objetivo la acción, así podemos decir que la relajación es para la acción.

chon 2Estos sistemas nos proporcionan otro ritmo, otro “tempo” de vida.

El objetivo de las técnicas corporales y de meditación, es poder actuar y movernos en el mundo sin los efectos negativos del “distrés”.

Disponiéndonos para una vida positiva y creativa, en la que podamos saborear sin miedos y frustraciones de los momentos felices, de igual forma afrontar con ecuanimidad la realidad inevitable de pérdidas, frustraciones y enfermedades que se sucederán de forma inevitable.

Los problemas existen para todos, unos demoran su solución y otros precisan enfrentarse a ellos.

El Eustrés refuerza el sistema inmunológico, por lo tanto la vitalidad, la salud en general, sube el nivel energético y equilibra el estado emocional.

Facilita la toma de decisiones, el sentido común que permitirán llevar la iniciativa en el desarrollo como ser humano, proporcionando un nivel de conciencia capaz de sentir la vida como una experiencia única y valiosa.

carpas2

Actualmente encontramos un resurgimiento de la hidroterapia, termoterapia y todo tipo de actividades relacionadas con las propiedades terapeuticas del agua.

Su uso ha sido utilizado desde los albores de la sociedad, desde los inipis de los indios o tribus primitivas, hasta las termas griegas y romanas, la sauna finlandesa, el haman del mundo arabe, etc. Cada cultura a utilizado el agua para la sanación, la purificación de cuerpo y el alma, el encuentro social y la liberación de el estrés y cansancio de la actividad diaria.

Los antiguos balnearios se han remodelado, aparecen Spas en multitud de lugares, desde los urbanos, en gimnasios, hoteles, cruceros de lujo, etc. Es hoy día un espacio indispensable que no solo se utiliza como algo saludable o para aliviar enfermedades como hace años se daba su uso en este país, sino que se ha convertido en un aspecto más de disfrute de ocio.

Es lo que se llama el nuevo concepto de salud y bienestar (Health & Wellness). Donde se integra el ejercicio moderado o de bajo impacto: Pilates, Yoga, Tai chi, etc. A las disciplinas acuáticas del Aquagym, Ai chi, Terapias acuáticas, etc.

El concepto de salud global. Con un equilibrio entre, descanso, actividad saludable, técnicas de balneoterapia unido a las terapias manuales, con diferentes masajes y tratamientos.

Aquí se abre un nuevo y cada vez mayor abanico de posibilidades, que como en la actividad física habrá que probar y adaptar a nuestro gusto, necesidad y posibilidad.

Dentro de los masajes encontramos desde la fisioterapia pura, a la osteopatía, el quiromasaje, las terapias energéticas orientales: Shiatsu, Tui na, masaje tailandés.

Las novedosas terapias acuáticas que desde el Watsu (shiatsu en el agua) han ido evolucionando y adaptándose al medio acuático como la reflexología podal, la terapia Cráneo-sacral, etc.

shiatsu-01

Estas disciplinas tienen efectos no solo a nivel físico, sino tambien a nivel mental. Influyendo en nuestra mejora energética y reactivando los procesos auto sanadores del cuerpo, como el sistema inmune.

A través de numerosos estudios se ha descubierto que el tacto influye en el sistema inmunológico. Probando fármacos en animales donde a unos se les acariciaba y a otros no. Siendo los resultados muy a favor con los individuos que habían recibido caricias.

Esto llevado al ser humano, quieres decir que recibir caricias, masajes y terapias, no solo es relajante sino que estamos estimulando las propias defensas y los medios naturales de curación. Hay que tocar y ser tocados.

Comprobamos que en las grandes ciudades se va perdiendo el contacto, incluso hay un rechazo al roce. Debido al estrés y a la masificación.

En definitiva que para tomar las riendas de nuestra salud y modo de vida

Precisamos de una disciplina personal, de observación profunda de nuestras emociones, conciencia corporal y hábitos saludables.

La paciencia, la calma y la perseverancia del día a día darán sus frutos.

José Rodríguez

Para más información sobre actividades o información del autor.

www.tao-dance.com          goatao@hotmail.com

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.