El camino de las Armas

El Camino de las Armas

El arma es una prolongación del cuerpo, la hoja de la espada se convierte en la piel del guerrero y manda su Chi (energía) a través de ella.

Cuando el maestro corta el tronco del bambú de un solo golpe, en su mente ha proyectado la imagen ya dividida y antes de que la hoja seccione, su energía ya la ha golpeado. Por esto es imposible a la vista del ojo ver el instante del tajo limpio.

La esgrima china es tan extensa y variada como su ancestral historia. Además de la utilización de multitud de armas y elementos de muy diversos tipos y formas. Dependiendo del arma tendrá un manejo específico, así mismo cada estilo imprime sus diferencias.

Existen muchos instrumentos en la vasta armería del Wu shu, siendo los más comunes: la espada de doble filo, diferentes tipos de sable, el palo, la lanza, el abanico, el Kwan Dao (el gran sable), cadena de 9 secciones, dagas, mazas, etc.

Además de elementos como la bola de Tai chi, el bastón corto, el aro metálico y otros son utilizados en las artes internas para mejorar la técnica y desarrollar sensibilidad.

El manejo de las armas es divertido, aunque no carente de dificultad y mucha práctica. Primero hay que dominar lo que se denomina “mano vacía” entrenamiento sin armas. Dominando la técnica corporal con las bases marciales tanto de posiciones, control y precisión, coordinaciones y habilidades, así como características propias de los diferentes estilos.

Además de fomentar la coordinación y favorecer la ejecución de los movimientos corporales.  Ya sean firmes, lineales y explosivos, como flexibles, sutiles y circulares.

Ya que el arma es rígida y no es parte de nuestro cuerpo, para hacer que se mueva como una serpiente, debemos realizar el movimiento aun más desde el centro, con una cintura flexible y utilizando los movimientos espirales del Chan se ching (desenrollar el hilo de seda).

Para desarrollar un Fa chin (proyeción de fuerza-energía) más potente, se utiliza el palo largo.

La práctica con armas es además una bella forma de movimientos. Que poseen en si mismo una gran fuerza y energía. El entrenamiento en pareja requiere de mucha técnica y conexión con el compañero de armas.

 

El camino

En las artes marciales se le da un respeto especial, forma parte de el propio individuo. Mantener el arma cuidada, limpia y con máximo respeto, es una representación del propio respeto y cuidados para sí mismo.

 

Meditar y danzar con el arma

guerrero rezando

Es parte de nosotros y una prolongación de nuestro desarrollo energético, espiritual. Forma parte de el camino de Nuestro guerrero interior.

 

El arma que utilizamos representa una energía. Encontramos alguna que conecta más directamente con nosotros y nuestra personalidad. Entrenar con diferentes armas potencia y equilibra estos aspectos.

Por ejemplo: la suavidad y precisión con la debemos manejar una espada de doble filo, suaviza y concentra nuestra forma de movernos. El sable del sur (Nan Dao) nos hace movernos con más fuerza y enraizamiento. El abanico fomenta movimientos precisos y explosivos a la vez que elegantes. El palo largo fomenta la destreza y potencia aumentando nuestra capacidad física, y así cada arma entrena ciertas cualidades y aptitudes.

Dominando diferentes armas dominamos aspectos de nuestra personalidad y energía.

 Wu shu Dance

La Danza marcial contemporánea con armas

Utilizadas en las artes escénicas, provoca un porte y una fuerza que transpasa la cuarta pared e impacta al espectador.

Si convertimos el arma en una prolongación de nuestra energía al bailar, su destello se propagara como un eco de luz.wushu dance sables

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Técnica de Lanza en Coreografía de la Grulla y la serpiente””        grulla 4                                                       >>>>>

Hacer fácil lo difícil.

Para que el observador (espectador) pueda ver el movimiento del arma casi como si lo manejasen hilos invisibles y el elemento baile en el aire.

Requiere muchas horas de entrenamiento para poder dominarlo, pues siendo un elemento fijo, inerte y duro, tenemos que convertirlo en una articulación más de nuestro cuerpo, en un tendón o una  fascia que se mueve con la fluidez de nuestro movimiento.

Podemos transmitir: miedo, indecisión, agresividad, alegría, etc. a través del elemento que manejamos.

Se necesita la técnica precisa y mucho entrenamiento, bailar con el arma (contac), meditar con ella, fundirse como cuando bailamos en un paso a dos, donde la pareja se convierte un una sola por momentos.

 

—————————————————————————————–

Clases; Cursos de formación; Monográficos de armas y estilos. Espectáculos

Jose Rodríguez   goatao@hotmail.com