Artes Marciales & Taoístas

“Wu shu”   *(significa Artes Marciales)

Una forma de disciplina física, mental y energética.

Con base en las artes marciales Chinas tradicionales y el movimiento contemporáneo.

Cada estilo de este arte fomenta diferentes aptitudes y características concretas:
Forma física global; Agilidad, coordinación, elasticidad, equilibrio, fuerza y explosividad, concentración, memoria, Técnica y precisión, suavidad y elegancia.

Como excelente práctica personal que comprende el  desarrollo físico, gimnasia energética, y como vía de evolución.

El camino del guerrero místico.

Siendo una disciplina muy flexible y con muchos matices y estilos, que puede ser adaptada a las artes escénicas (danza, teatro, cine, etc.) 

 

El objetivo que pretendo en los talleres y clases de Wu shu , no solo es el enfoque artístico o externo, sino que cualquier interesado en realizar un trabajo físico con base en las artes marciales, el movimiento corporal, así como el control mental, respiratorio y energético, que el Chi kung y las artes marciales internas nos aportan.

Con un punto de vista contemporáneo pero sin perder la técnica y bases de las artes tradicionales.

La fuerza que expresan y transmiten los movimientos y posturas de   las artes marciales tienen un gran contenido estético.                      Para aprender a realizarlos no basta con copiar o imitar su apariencia, sino que para que realmente tenga sustancia y llegue de verdad a impactar en quien lo observa desde fuera, hay que entrenar el aspecto energético y la intención.

El entrenamiento (los pilares) 

Primeramente se aprende la técnica: colocar el cuerpo, desde las posiciones y los pasos básicos Bu xing (posiciones de pasos) y Shou xing (posiciones de manos) la colocación corporal correcta. El Chi pen kung (ji ben gong) es la preparación el trabajo técnico externo de las posturas, las combinaciones llamadas formas “Taos” (Katas) y la técnica precisa, que cualquier disciplina física requiere.

Con el Chi kung introducimos la respiración y la concentración, para conectar con el movimiento y la energía desde el interior, transmitiendo hacia fuera desde la mirada y la intención. Con la presencia y la emoción interna proyectamos ese alo de firmeza y decisión.

Primero dominamos la posición y dinámica corporal desde las artes marciales. Como proyectar la fuerza a través del cuerpo: Piernas, pies, manos, codos, etc.  cualquier parte del cuerpo puede transmitir un impacto, que en el ámbito marcial sería un golpe, una sacudida energética, o que en escena lo utilizamos para acentuar un movimiento, un pulso, un tiempo musical.

Este impulso o proyección viene desde nuestro enraizamiento a la tierra y a través de la cintura. El núcleo y nuestro centro anatómico y energético “Tan tien” (Hara en japonés).


Aprendemos diferentes tipos de movimiento corporal

Estilos del Norte y sur; Kung fu de los animales (estilos de imitación: Tigre, grulla, serpiente, mantis, etc. y antiguas danzas chamánicas Taoístas.

 Los armoniosos y elegantes de estilos internos como el Tai chi y el Pa kua.

Posturas Marciales básicas, pasos, proyección de golpes, brazos y piernas.

Diferentes técnicas de manos, formas y “mudras”: puños, palma de fénix, garra de dragón, pico de grulla, dedos de espada, etc.

Secuencias de coordinación, saltos, giros, desplazamientos y molinos.

Cuando aprendemos las posturas y movimientos básicos podemos introducir los elementos (armas), que en el Wu shu son incontables, desde: diferentes tipos y tamaños de espadas y sables, el palo largo, bastones, abanicos, látigos, mazas, etc.

Un sin fin de armas que se agrupan generalmente en: armas cortas, armas largas, armas flexibles.

 

Cada elemento o arma tiene sus movimientos precisos, donde no es lo mismo manejar una espada con doble filo que se mueve como una serpiente, que un sable que corta y ataca como un tigre.

Cada instrumento tiene su propia energía, su alma y somos nosotros los encargados de canalizarla y darle su apariencia viva.

 

 “El palo”  el rey de las armas

 

Hay tres tamaños principales corto, medio y largo. Con el entrenamiento del palo medio, aprendemos todas las aplicaciones y movimientos que nos dan la base y técnica para otros tipos de armas  o elementos de lucha.

zhu dao (sable de bambu)1

La práctica con el palo o sable de bambú (Zhu dao),  contiene los elementos tanto del entrenamiento externo (Wei dan), así como del entrenamiento interno (Nei dan).

En el trabajo que propongo de entrenamiento con el palo, hay un desarrollo con el propio elemento.

Desde el Chi kung o Yoga con el palo, la práctica de habilidades y juegos con el elemento. Formas (coreográficas) que incluyen aspectos de todas las armas. La aplicación del Fa ching (proyección de energía) a través del palo.

Cuando se llega a dominar el palo como una parte mas de nuestro cuerpo, no solo dominaremos cualquier arma, sino que mejorará considerablemente nuestra práctica de mano vacía. Proporcionándonos fuerza, movilidad, explosividad y energía en nuestros brazos y tren superior, además del trabajo de piernas y cintura.

En el Wu Tao, “Bu do” en japonés (camino del guerrero), las armas representan la esencia del ser. Como cuidas y dominas tu arma esta relacionado con el dominio de tu propia esencia, de tu yo más puro. Se convierte en una prolongación de nuestro brazo y una extensión de nuestra energía.

Las armas en las artes marciales f son una metáfora de nuestras capacidades, habilidades, destrezas; nuestros miedos y como afrontamos cada obstáculo, nuestra inteligencia emocional para resolver un conflicto.

Es  la fuerza y el arrojo que nos hace seguir hacia delante y como la practica personal el entrenamiento a nivel físico, mental y espiritual, es algo cotidiano que nos hace perseverantes, equilibrados, honestos y personas integras.

Si tu arma esta olvidada y llena de polvo en un rincón, mira dentro de tí, observa tus actos, como afrontas cada instante del día y recapacita.  Nuestro exterior es reflejo de nuestro interior.
“el guerrero místico”
 
 
 

 

Clases regulares

  Cursos y monográficos;

    Espectáculos.

Jose Rodríguez  goatao@gmail.com